Schaktgruppen, 2018

20 junio 2018

“Cambiar los implementos es increíblemente fácil”

Schaktgruppen, en la ciudad sueca de Hudiksvall, es una empresa de reciente creación dedicada a las cimentaciones. Nos recibe uno de sus copropietarios, que está preparando los cimientos para una gran ampliación de los locales de OilQuick. Naturalmente, la máquina que utiliza está equipada con el acoplador de implementos y el rotor basculante de OilQuick.

“Solo he utilizado OilQuick durante las últimas tres semanas y admito que no es mucho tiempo, pero hasta ahora estoy muy impresionado. Nunca es necesario bajar de la cabina para desconectar acoplamientos rápidos y cables eléctricos. Eso significa un enorme ahorro de tiempo”, dice Niclas Björke copropietario y operador de excavadoras de Schaktgruppen en Hudiksvall.

 

Cientos de cambios
Para OilQuick, el trabajo consiste en excavar los cimientos en una superficie de 2200 metros cuadrados. Aquí se construirán nuevos locales para almacenamiento, dado que las instalaciones actuales ya no son suficientes. Al realizar este tipo de trabajos, frecuentemente se requiere cambiar los implementos muy seguido. Niclas estima que cambia los implementos varios cientos de veces al día.
“ Es difícil decir una cifra exacta, pero es mucho mayor de lo que uno podría imaginarse. Prácticamente, se cambia el cucharón y el implemento todo el tiempo. Se requiere un cucharón angosto, horquillas o un cucharón nivelador”, explica Niclas.


El implemento adecuado en todo momento

Ahora, con OilQuick, tiene siempre el implemento adecuado para cada tarea, lo que antes no ocurría.

“Antes, si se estaba excavando una zanja y se alcanzaba una capa dura del suelo, frecuentemente se optaba por no quitar el rotor basculante para ahorrar tiempo. Pero hacer trabajos pesados con el rotor basculante genera una pérdida de fuerza y aumenta mucho el desgaste del equipo. Ahora, puedo desconectar el rotor basculante con solo pulsar unos pocos botones en el interior de la cabina. Eso me ahorra mucho tiempo y, además, protege al equipo”, dice.

 

Simple, rápido y seguro

Niclas probó anteriormente OilQuick en una máquina, pero solo por un corto tiempo. No obstante, fue suficiente para advertir los beneficios del producto.

“ Me impresionó ya en aquella oportunidad y ahora estoy muy contento de poder sacarle provecho”.

 

Cuando le preguntamos si recomendaría OilQuick a otros, responde sin vacilar:

“ Definitivamente. Cambiar los implementos es increíblemente fácil. Es rápido y seguro. No tengo más que alabanzas. En lo que a mí respecta, vamos a usar OilQuick para todo nuestro trabajo en el futuro”, finaliza diciendo.